7C513700-8A2C-4EDD-9D44-4DDF37159FEE

La trágica historia de Marilyn Monroe: la estrella que tuvo un oscuro final

Fuego, alegría, picardía y gracia mostraba ante las cámaras la hermosa Marilyn Monroe, pero interiormente estaba inundada de lágrimas. Este jueves, cuatro de agosto, se cumplen seis décadas del adiós a una de las mujeres más famosas del mundo, que aún sigue viva, pues es unícono pop presente en todas partes. Esta es su trágica historia.

Nació en 1926 en Los Ángeles, Estados Unidos, como Norma Jeane Mortenson, apellido que más tarde cambió por el materno, Barker. Desde pequeña mostró su espíritu rebelde e impulsivo, quería siempre imponer su voluntad, por lo que era continuamente castigada, según un reporte de Vistazo de los años 60.

Su madre, Gladys, padecía problemas económicos y psiquiátricos, lo que la alejó de Marilyn, quien pasó por varios orfanatos y familias de adopción. Estos hogares tenían otros hijos, por lo que en ocasiones la actriz quedaba relegada al rol de una cenicienta. No era lo peor que le pasaba: sufrió de abusos por parte de hombres que debían cuidarla.

A los 12 años fue cuidada por una tía, a quien ella le decía “mi buena tía Grace”, la única que quiso hacerse cargo. Años más tarde, la tía estaba aburrida de la presencia de su sobrina y quería deshacerse de ella. Así que se le ocurrió la idea de casarla con el hijo de un vecino.

$!Así lució Marilyn en su primer casamiento.

El 19 de junio de 1942, Marilyn llegó al altar, con tan solo 16 años, junto a un hombre de 21. También como una escapatoria para no volver al orfanato, pues la familia que la acogía se cambiaba de ciudad, de acuerdo a lo publicado por Donald Spoto en ‘Marilyn Monroe: The Biography’.

Luego del matrimonio, abandonó sus estudios. “Esta educación interrumpida la atormentó después, causando un complejo de inferioridad que otros estuvieron encantados de explotar”, relató Spoto en su libro.

Cuatro meses más tarde, los dos estaban cansados, ni siquiera se hablaban. Además, Jim Dougherty entró en el servicio militar y ella buscó un empleo. Fue contratada por la Blue Book Models Agency e inmediatamente pidió el divorsio el cual fue concedido en octubre de 1946.

Se tiñó el pelo de rubia pues así se lo exigían sus agentes. Posó para revistas y vallas publicitarias.

$!En su juventud, Marilyn Monroe tenía el pelo castaño.

EL ASCENSO DE UNA ESTRELLA 

Al poco tiempo conoció a Fred Karger, director musical de la Columbia Pictures, quien fue su primer gran amor. Él le dio varios papeles secundarios y le puso el nombre de Marilyn Monroe. Sin embargo, la fama aún se hizo esperar.

Marilyn siempre andaba sin dinero y sus gastos eran desproporcionados. Un reporte de Vistazo describe que una vez le quitaron su auto por tener algunas facturas atrasadas. La reparación costaba $50.

Entonces vio en una revista publicitaria que el fotógrafo Tom Kelley ofrecía $50 a quien posara completamente desnuda. Ella aceptó pero con la condición de que no ponga su nombre y que la imagen fuera tomada de una forma en la que nadie la reconociera.

Kelley tendió sobre el piso un fondo de terciopelo rojo, sobre el cual ella se recostó. Fueron tomadas varias fotografías, hasta que obtuvo una icónica imagen, que tiempo después sería vendida por varios miles a la revista ‘Playboy’. De hecho, esa fue la primera portada de la revista. En Estados Unidos generó un gran escándalo.

Mientras tanto, la carrera de la actriz seguía en ascenso. Obtuvo un papel importante en la película ‘Love Happy’ y luego en ‘The Asphalt Jungle’, de 1950. Estos filmes le abrieron las puertas al estrellato. El público y los críticos la compararon con la famosa Jean Harlow.

$!Marilyn Monroe causó polémica con la portada de Playboy.

CRISIS EMOCIONALES 

En 1954, se casó con Joe Dimaggio, un famoso beisbolista. Pasaron su luna de miel en Tokyo, donde Monroe visitó a las tropas americanas, los celos de él eran evidentes.

Sin embargo, el gran problema por el que atravesaba la pareja era que ella no podía tener hijos. Después de nueve meses se divorciaron. La actriz cayó en la primera crisis nerviosa de su carrera, según narró Vistazo.

Estuvo enferma por varios meses, lo que retrasó la filmación de la película ‘La comezón del séptimo año’ (1955) con Tom Ewell. De esta cita se desprende una de las escenas más importantes del cine: cuando Marilyn, con vestido blanco, se para sobre el aire del metro de Nueva York, revelando parte de sus piernas.

El éxito siguió con la película ‘Bus Stop’, ‘El príncipe y la corista’, ‘Una Eva y dos Adanes’ y ‘La adorable pecadora’. En esta última conoció al escritor Arthur Miller, con quien se casó en 1956. Parecía que había encontrado la felicidad, pero no era así.

Ella se había convertido en una alcohólica y la sensibilidad máxima del dramaturgo no podía soportar la vida que ella llevaba. Esta fue una de las tantas razones de la separación. Al cabo del divorsio sufrió la segunda crisis nerviosa, que continuó hasta el fin.

Tags: No tags

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados