A01A72CC-4863-4353-9C21-A29BF6038D40

El Municipio de Quito ajusta nuevas medidas para afrontar el covid-19

La tarde y noche del viernes 28 de agosto, el COE Metropolitano de Quito realizó una revisión integral de la evolución de la pandemia. En esa reunión se estructuró una serie escenarios y medidas que empezarían a aplicarse una vez que se termine el estado de excepción, el próximo 12 de septiembre de 2020. El vicealcalde de Quito, Santiago Guarderas, informó que el comité tomó varias decisiones prioritarias en temas de movilidad y seguridad. Estas deberán ser aprobadas por el alcalde Jorge Yunda. También estaría por definir si su aplicación quedaría ratificada a través de resoluciones u ordenanzas. Entre las principales medidas tomads este viernes se encuentra la autorización para el funcionamiento de los terminales terrestres de Carcelén y Quitumbe, con 40% de frecuencias (40% de buses por operadora que ingresan al terminal) desde el miércoles 2 de septiembre del 2020. La medida será evaluada cada semana en función del cumplimiento de protocolos de seguridad.

En el transporte público y municipal de pasajeros se mantendrá el 50% del aforo. Esto, según Guarderas, obedece a que la situación epidemiológica en Quito aún es grave, con elevados índices de contagio. Además, el 50% de aforo en buses facilitará el control a los agentes de tránsito. La restricción vehicular se mantendrá en Quito con el mismo esquema con el que se ha venido trabajando durante la pandemia, es decir, con la restricción diaria para placas pares e impares. Según este modelo los vehículos con placa impar (1, 3, 5, 7 y 9) pueden circular los lunes, miércoles y viernes y los autos con placa par (2, 4, 6, 8 y 0), los martes, jueves y sábado. El Vicealcalde explicó que se está analizando una fórmula para alternar mensualmente este modelo de restricción a la circulación, en el que se incluiría también el domingo, con el fin de facilitar la movilidad y las actividades laborales. Después del 12 de septiembre, la emisión de salvoconductos será competencia de la Agencia Metropolitana de Tránsito. Esta institución estará a cargo de la emisión de los nuevos salvoconductos, así como de su control en las calles. Guarderas señaló que habrá un proceso de transición, en el que los salvoconductos emitidos por el Ministerio de Gobierno seguirán teniendo validez hasta que el Municipio establezca las condiciones y fechas para la emisión de los nuevos salvoconductos. Con respecto al uso de mascarilla en espacios públicos, distanciamiento físico, el Vicealcalde explicó que son normas establecidas en la Ordenanza Metropolitana No. 010 que está en plena vigencia. La multa para quienes incumplan con estas medidas es del 25% de un salario básico (USD 100). El control de las reuniones sociales y aglomeraciones en espacios públicos se mantendrá en operativos a cargo de la Agencia Metropolitana de Control.

Tags: No tags

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados